10 Motivos para ver o no 'The New Normal'

Sigue a Ambienteg

The New Normal Logo

Con un poco de retraso, he empezado a ver este finde ‘The New Normal’. La serie de temática gay prometía y ya ha tenido sus buenas dosis de polémica. Cosa bastante habitual en casi cualquier serie de televisión norteamericana con personajes no heteros.

La trama general de la serie es la historia de una pareja gays que contratan un vientre de alquiler optan por la subrogación de útero para que así tener un bebé. Una pareja de gays de manual, una rubia que quiere ser abogada y que viene de una familia de madres adolescentes, una hija enganchada a Twitter y una abuela ultra conservadora.

Más típico no se puede. Yo voy a plantear los cinco motivos que me animan a seguir viéndola y los cinco motivos que me echan un poco para atrás para acabar de engancharme.

A favor: Justin Bartha

El primer punto muy muy a favor es el actor Justin Bartha que interpreta a David. David es ginecólogo, totalmente alejado de los estereotipos gays, desconocedor de grandes mitos de la cultura rosa. Es la parte más fría de la relación. Es superfácil cogerle cariño desde el piloto. Justin es moreno, ojos azules y la camiseta de tirantes le queda muy muy bien. Desde luego, es un importante motivo el continuar la serie, a ver si por exigencias del guión sale sin camiseta.

En contra: Bryan Collins

Bryan es el personaje interpretado por Andrew Rannells. El clásico marica snob, estirado, interesado básicamente en muebles de diseño, ropa de marca y que todo haga juego. Desde luego es un personaje que representa a una parte de la población gay. Pero un personaje así está demasiado visto en televisión. Ya hemos tenido bastantes personajes secundarios que eran así. Podían haber hecho algún otro tipo de marica típico tópico para personaje protagonista.

A favor: Shania Clemmons

Está feo comparar con ‘Modern Family’ pero es inevitable. Shania es la hija de nueve añitos de Goldie. Apoya a su madre y no comparte las opiniones de su bisabuela. Shania apunta maneras a ser la Alex Dunphy. En el piloto tiene un par de puntazos con Twitter bastante geniales. Esperemos que sigan explorando esa vena divertida del personaje.

En contra: Goldie Clemmons

La madre biológica del futuro bebé es Goldie. Ella cede su útero a cambio del dinero, para poder cumplir su sueño de ser abogada. El personaje flojea, no llega a ser del todo lista, pero tampoco es rubia tonta. No tiene fuerza alguna, pero tampoco consigue que te pongas de su parte. Espero que con el embarazo se le disparen las hormonas y de algo de juego.

A favor: Rocky

Aunque de apariciones breves, el personaje de Rocky ya ha dado para un par de momentos épicos. Confío plenamente en que la serie deje su peso en las secundarias, que pueden dar mucha mala baba.

En contra: Jane Forrest

La bisabuela. Personaje malvado a la antigua usanza. Es cínica, homófoba, retrógrada, racista y presumiblemente será ultracatólica. Aunque suele tener puntazos buenos y ha soltado un par de motes buenos, el personaje me parece que falla en que ya en el tercer episodio comienza a demostrar su buen corazón. Y mira, si un personaje es malo, ha de ser malo todo el rato. Amanda Woodward era la mejor mientras era la más zorra de Melrose, pues así con todas las malas.

A favor: Una historia bonita

Por motivos personales, lo de las familias homosexuales me está llegando más de lo que me llegaba hace un año. Volviendo a la comparación, en ‘Modern Familiy’ nos hemos encontrado con que la pareja gay ya tenían todo el papeleo hecho para la adopción. Y en ‘The L Word’ era una pareja de lesbianas. Aquí vemos el proceso de un par de padres y un vientre de alquiler.

En contra: Una historia muy ñoña

Por otro lado, aunque la historia está bien, en ocasiones roza tanto la ñoñería que casi te dan subidas de azúcar. Que sea una serie de húmor está bien. Y tiene puntazos muy buenos. Que tenga frases irónicas también está bien. Y por supuesto que puede y debe haber momentazos lacromógenos, pero hay que saber repartirlos. Y si no, mira ‘Friends’ como nos hacían llorar pocas veces, pero llorábamos abundantemente.

A favor: Bromas maricas

En tres episodios ya han colado un par de bromas de primero de marica. La comparación racial entre Obama y Mariah ha sido tremendamente acertada. Y la referencia a ‘Sexo en Nueva York’ ha estado bien. Aunque me sigo quedando con las coñas tuiteras del piloto.

En contra: Previsible

Aunque el principal inconveniente de ‘The New Normal’ es lo absolutamente previsible que es todo. Es previsible el embarazo, es previsible la reacción de cada personaje, es previsible lo amigos que van a ser todos.

Confiemos en que los televidentes le den plazo y la serie aguante un par de temporadas en pantalla y que no acabe como ‘Pan Am’ o ‘Alcatraz’ y nos quedemos sin siquiera ver el parto.

En Ambiente G | “The New Normal” no se emitirá en un canal de Utah por su temática gay
En Vaya Tele | ‘The New Normal’: lo que necesitas saber

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

10 comentarios