'Lip Service', una serie de lesbianas de la BBC

Sigue a

lip service

¡Cuidado si no has visto la serie puedes encontrar algunos spoilers!

Lip Service‘ llegó con la promesa de ser la serie de lesbianas que iba a alegrarnos el otoño y así ha sido. La serie, creada por Harriet Braun, no es perfecta pero nos ha dado lo que nos prometió: la vida amorosa de lesbianas inglesas con una capa de verosimilitud que no habíamos visto hasta ahora y que suele ser la marca de la casa en la BBC.

Es fácil comparar ‘Lip Service‘ con ‘The L Word‘: Frankie es una copia poco amable de Shane, Tess recuerda los mejores momentos de Alice y la relación entre Cat y Sam tiene algo de la de Bette y Tina. Pero pese a todo se trata de dos series muy diferentes: ‘The L Word’ era glamurosa y fabulosa, aunque sus personajes nunca fueron coherentes y siempre estaban a merced de extrañas fuerzas que les ‘obligaban’ a actuar de formas poco reales; en cambio ‘Lip Service‘ es real y cercana y sus personajes son todo lo tridimensionales que deben ser, aunque en algunos momentos pecan de previsibles. Las protagonistas de ‘Lip Service’ no nos enamoran al instante, pero son de carne y hueso.

lip service

Además ‘Lip Service’ también destaca por el tratamiento que les da a las lesbianas: todos los personajes aceptan lo que son y lo viven con normalidad. La serie narra la vida de un grupo de amigas lesbianas pero no por ello se pasan el día hablando del tema. Simplemente viven una vida normal, como la de cualquier otra persona de Glasgow.

Un ejemplo claro de esto son los chicos heterosexuales que salen de marcha con ellas y sobre todo se nota en la relación que Sam, la policía, mantiene con sus compañeros de trabajo –una situación que refleja la normalidad que se palpa en la serie-. En resumen, se podría decir que ‘Lip Service’ es más real porque sus protagonistas no hablan de ser lesbianas, no hay drama, simplemente viven.

Seis episodios saben a poco y probablemente no sean suficientes para valorar toda la complejidad que ‘Lip Service’ podría darnos. De todos modos, se trata de una serie que promete representar el amplio espectro de lesbianas que pueblan Glasgow y hacerlo con verosimilitud.

Ahora hay que cruzar los dedos y rezar a alguna diosa sáfica para que la BBC nos regale una segunda temporada –esperemos que sea más larga- en la que poder seguir las aventuras de este grupo de amigas.

Por cierto, si estuvierais en la piel de Cat ¿con quién os quedaríais? ¿Sam o Frankie? En mi caso no hay ninguna duda, Sam es mi chica.

Vídeo | Youtube
En Ambiente G | Heather Peace de ‘Lip Service’ también canta
En Ambiente G | ‘Lip Service’ convierte Glasgow en un destino turístico lésbico

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

37 comentarios